Carillas dentales: todos los detalles sobre este tratamiento

El tratamiento de carillas dentales es cada vez más demandado en nuestra clínica de Reus. Si quieres corregir el color, tamaño o forma de tus piezas dentales, las carillas puede que sean la mejor opción.

Se trata de finas láminas que se colocan en la parte exterior de los dientes, corrigiendo sus imperfecciones. Las carillas se usan, fundamentalmente, para corregir dientes que se hayan deteriorado, consiguiendo un resultado totalmente natural. Este elemento se une a la pieza dental mediante un adhesivo que, si es tratado como un diente más, con los cuidados necesarios, puede durar años.

¿Qué debes saber sobre las carillas dentales? En este artículo, queremos resolver todas las dudas que aún existen sobre este tratamiento dental.

¿Existen diferencias entre las carillas y las coronas?

Sí, son dos tratamientos diferentes. Aunque ambos sirvan para mejorar la estética de la sonrisa, cuentan con un procedimiento diferente: las carillas se unen al diente con un adhesivo, pero las coronas dentales son en sí una propia estructura dental, por lo que, a veces, es necesario tallar un poco el diente. Normalmente, las carillas sirven para corregir imperfecciones menores y las coronas para recuperar la estructura de una pieza dental muy deteriorada.

¿Por qué debo decantarme por las carillas dentales?

Las carillas dentales se utilizan, sobre todo, para corregir las siguientes situaciones:

  • Conseguir blanquear la sonrisa.
  • Cubrir fracturas dentales.
  • Eliminar grandes espacios interdentales.
  • Corregir al forma de una pieza dental.

¿Cuál es el resultado de este tratamiento?

En contra de lo que numerosas personas piensan, las carillas dentales no resultan artificiales. Estas finas láminas se fabrican con materiales que se mimetizan con el tono del diente natural, consiguiendo una sonrisa uniforme. Además, existen diversos tonos para que el paciente pueda elegir el más adecuado.

¿Las carillas dentales dañan al diente natural?

Se trata de un tratamiento conservador que no daña la estructura del diente original. En algunos casos, es necesario realizar una mínima modificación para lograr que el resultado sea el deseado, pero esto no siempre es necesario ni conlleva ningún riesgo. Por otro lado, no es común que los pacientes experimenten ningún tipo de molestia tras el tratamiento.

El dentista será el encargado de determinar si el paciente necesita el desgaste dental, o si el tratamiento puede tener algún otro tipo de consecuencia oral en el paciente.

Pide cita en nuestro centro si quieres realizarte este tratamiento e infórmate sin compromiso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *